Nuestra Declaración De Fe

” Y LLAMO JACOB EL NOMBRE DE AQUEL LUGAR, PENIEL; PORQUE DIJO: VI A DIOS CARA A CARA, Y FUE LIBRADA MI ALMA.”
GENESIS 32:30

NUESTRA DECLARACION DE FE

Inspiración de las Escrituras

Creemos que las Escrituras, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento, es verbalmente inspirada y es la revelación de Dios al hombre, la infalible y autorizada norma de fe y conducta.

Dios en tres personas

Creemos que el único Dios verdadero se ha revelado a sí mismo como el eterno auto existente Creador del cielo y la tierra y el Redentor de la humanidad. Además se ha revelado como una Trinidad, esto es, un Ser existente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

El Señor Jesucristo

Creemos que el Señor Jesucristo es el eterno Hijo de Dios, como lo revela las Escrituras; creemos en su nacimiento virginal, su vida sin pecado, sus milagros, su muerte en la Cruz, su resurrección, y ascensión a la diestra del Padre.

La creación y la caída del hombre

Creemos que el hombre fue creado bueno y recto. Sin embargo, voluntariamente pecó y fue condenado no solo a muerte física, sino a muerte espiritual, que es la separación de Dios.

La salvación

Creemos que la única esperanza de redención para el hombre es mediante el derramamiento de la sangre de Jesucristo, el Hijo de Dios. La salvación se recibe mediante el arrepentimiento delante de Dios y de la fe en el Señor Jesucristo.

Las ordenanzas

Bautismo en agua: Creemos que el bautismo en agua por inmersión es un mandato a quien se arrepiente y cree en Cristo como Salvador. Representa la muerte y la resurrección con Cristo para andar en novedad de vida.
La cena del Señor: Creemos que la cena del Señor es una conmemoración del sufrimiento y la muerte de Cristo y un anuncio de su segunda venida. Es un mandato para todos los creyentes “hasta que Él venga”.

El bautismo en el Espíritu Santo

Creemos que todos los creyentes deben buscar el bautismo en el Espíritu Santo con la evidencia inicial de hablar en otras lenguas, de acuerdo a Hechos 2:4. Esta experiencia es poder para que el creyente testifique con su vida y sus palabras.

La santificación

Creemos que la santificación es la separación del pecado y la consagración a Dios.

La Iglesia y su misión

Creemos que la Iglesia es el cuerpo de Cristo con un llamamiento divino. Su misión es evangelizar el mundo, adorar a Dios, y animar a los creyentes a crecer a semejanza de Cristo.

La sanidad divina

Creemos que la sanidad es posible a través de la expiación y que es privilegio de todos los creyentes.

La segunda venida de Cristo

Creemos que la esperanza bienaventurada de la Iglesia es el retorno de Cristo con el fin de llevar consigo los cristianos que han muerto y los que viven, para que vivan con Él para siempre.

Los sucesos del fin de los tiempos

Creemos que Cristo regresara con sus santos para establecer un reino de paz de mil años. Después vendrá el juicio final de los pecadores y luego el advenimiento de un nuevo cielo y una nueva tierra.